Vermut and Friends

Vermut and Friends

El vermut sigue de moda, la cultura “vermutera” está en auge, la oferta de vermuts es cada vez más amplia al igual que las vermuterías donde poder disfrutar de éste magnífico brebaje  acompañado de las típicas chips y olivas rellenas (o con hueso). En Wines and Copas nos encanta el buen vermut, y por ello, un sábado al mes, montamos un tinglao vermutero (Vermut&Friends) en nuestra tienda. Esta primera edición fue todo un éxito de convocatoria, juntamos vermut, buen rollo y rumba en directo. La tienda terminó siendo una improvisada pista de baile

La gente ya no sólo le gusta el vermut sino que se interesa, y mucho, por saber más sobre su elaboración e ingredientes que lo componen. De ahí que hemos decidido escribir este pequeño post en nuestro blog para aportar un poquito más de luz al asunto si cabe.
Podríamos definir el vermut como una bebida preparada a partir de vino (75%), macerado y aromatizado con hierbas, plantas, raíces, especias y flores, fortificado con alcohol y edulcorado con azúcar. En el caso de los vermuts negros o rojos, se le añade a la fórmula caramelo.
Vamos a desgranar cada uno de los ingredientes que componen el vermut:
1.-VINO
Es la base del vermut, normalmente blanco. Debe ser un vino de calidad, de sabores y aromas neutros, entre 11-12 grados de alcohol. Las variedades más utilizadas para elaborar éste vino son la Macabeu, Parellada, Garnacha Blanca o la Airén manchega entre otras.
2.-EXTRACTOS
Sin duda, constituye el secreto mejor guardado de cada marca. Se puede llegar a utilizar más de 100 plantas diferentes para confeccionar la mezcla final que da al vermut ese sabor y aroma tan característico. Entre las más importantes encontramos el Ajenjo (Artemisia absinthium), es el alma de la elaboración del vermut, estimula el apetito y favorece la digestión. Dentro de las más utilizadas podemos encontrar:
Quina: Aporta amargura, y ha sido uno de los antídotos contra la malaria durante siglos
Ruibarbo: Potente antioxidante que aporta un sabor dulce-amargo
Angélica: Raíz con sabor dulce-amargo con toques ligeramente picantes
Canela: De propiedades antioxidantes y afrodisíacas, aporta sus peculiares notas especiadas y dulces
Vainilla: Aporta mucho aroma y dulzura a la mezcla
Lúpulo: Conservante y aromatizante que aporta toques amargos
Anís Estrellado: Muy aromático, aporta ligera acidez y sabor anisado
3.-ALCOHOL
Mediante una solución hidroalcohólica, se extraen los principios  aromáticos y amargos de las plantas. El vermut se fortifica con alcohol hasta llegar a la graduación deseada (entre 15 y 23 grados).
4.-AZÚCAR
Determina el tipo de vermut, dulce o seco. Según el contenido de azúcares el vermut puede ser:
  • Extraseco o Extradry: menos de 30 gr/l
  • Seco: Menos de 50gr/l
  • Semiseco: Entre 50 y 90 gr/l
  • Semidulce: Entre 90 y 130 gr/l
  • Dulce: Más de 130 gr/l
Normalmente el vermut rojo tiende a ser más dulce y con un grado alcohólico más bajo, y por contra, el blanco más seco y con un grado alcohólico más alto.
5.-CARAMELO
Con el azúcar caramelizado diluido en agua se consigue dar color al vermut rojo o rosso.
Probablemente a muchos nos ha pasado que al terminar el vermut, en la botella todavía nos queda un resto, y no queremos echarlo a perder, así que una vez abierta es recomandable conservarla en el frigorífico. Si tenéis una bomba de vacío para sacar el aire de la botella, os recomendamos que la utilicéis, así os aguantará unos días más. No lo dejéis mucho tiempo, ya que en tres o cuatro días los aromas del vermut irán cambiando y con el tiempo irá perdiendo fuerza y sabor. Una buena opción es comprar botellas más pequeñas.
Para terminar deciros que ya tenemos fechas para nuestros próximos Vermut&Friends, así que ya podéis reservar vuestra plaza.

¡Salud y vermut!

Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados